La primera causa de ceguera en el mundo occidental en edad laboral es la retinopatía diabética. Un buen control metabólico, el abandono de hábitos tóxicos, el ejercicio físico moderado, una dieta adecuada, huir de la obesidad y revisiones oftalmológicas periódicas con un tratamiento adecuado son fundamentales para mejorar su pronóstico. De la relación médico paciente dependerá el curso de esta grave enfermedad. Siguiendo las indicaciones del especialista la evolución puede ser óptima. Si el paciente no cumple las normas de conducta los trastornos pueden ser catastróficos.La interrelación con el médico de cabecera, el endocrinólogo y el oftalmólogo-retinólogo  son fundamentales.

Las pruebas para su diagnóstico y clasificación son:

.    -Agudeza visual

     – Biomicroscopía

     – Examen del fondo de ojo

     – Angiografía fluoresceínica

     – Tomografía de coherencia óptica

Los  tratamientos de la retinopatía diabética pueden ser:

     – Fotocoagulación láser

     – Anti-VEGF (Anti-Factores de Crecimiento Vascular).

     – Vitrectomía

retinopatia-antes

Retinopatia diabética proliferante

retinopatia-evolucion

Hemorragia prerretiniana

retinopatia-despues

Tracción vítreo-retiniana

retinopatia-antes-b

Hemorragia vítrea

retinopatia-despues-b

Después de la cirugía


DMAE (degeneración macular asociada a la edad)

Es la primera causa de ceguera en el mundo industrializado en edad geriátrica.

Se clasifica en dos tipos fundamentales: la forma seca o atrófica y la forma húmeda o exudativa. Los síntomas más importantes son la disminución de visión, juntamente con  la “metamorfopsia” (ver los objetos deformados).No se ha demostrado ningún tratamiento útil para las formas atróficas. Huelga decir, que es una forma muy  lentamente  progresiva. Las formas exudativas son muy agresivas y deben tratarse. No existe un tratamiento estándar  para todos los tipos o subclasificaciones

Las pruebas fundamentales para  su diagnóstico y clasificación  son :

     – Agudeza visual

     – Estudio de la metamorfopsia

     – Biomicroscopía

     – Examen del fondo  de ojo

     – Angiografía  fluoresceínica y/o verde indocianina

     – Tomografía de coherencia óptica

Los  tratamientos son:

     – Láser

     – Terapia fotodinámica

     – Anti-VEGF (Anti-Factores de Crecimiento Vascular).

Hasta la actualidad ningún  tratamiento es curativo. Son tratamientos paliativos. Es una enfermedad que cursa a brotes: tiene periodos de remisión intercalados con  periodos de actividad.

 

dmae-antes_fotodinamica

ANTES del tratamiento

dmae-despues_fotodinamica

DESPUES del tratamiento


 

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

El primer síntoma acostumbra a ser la observación de relámpagos y luces o moscas volantes (flies). Cuando eso pasa debe acudirse urgentemente al oftalmólogo, ya que si se detecta el desgarro en la retina antes de que haya desprendimiento, el tratamiento con fotocoagulación láser es determinante para la buena evolución de la patología. En el caso de que haya desprendimiento, el tratamiento es quirúrgico, y se obtienen mejores resultados cuanto más precoz sea la detección y el tratamiento. La cirugía vítreo-retiniana es una de las cirugías más complejas de la especialidad oftalmológica. Unos buenos conocimientos científicos y metodológicos dan, hoy en día, resultados excelentes en una patología que hace pocos años derivaba en ceguera en la mayor parte de casos.

desprendimiento-retina-01b

ANTES del tratamiento

desprendimiento-retina-02b

DESPUES del tratamiento

desprendimiento-retina-01

ANTES del tratamiento

desprendimiento-retina-02

DESPUES del tratamiento