Es una enfermedad que afecta el nervio óptico y su principal factor de riesgo, que podemos controlar, es el aumento de la presión intraocular (PIO).

La detección precoz es fundamental.

Nervio normal

Nervio glaucoma

Definición y tipos:

El glaucoma es un conjunto de enfermedades que tienen como característica común una atrofia del nervio óptico con una pérdida de campo visual. El aumento de la presión intraocular es el principal factor de riesgo.

El humor acuosos es un líquido que se produce dentro del ojo, en una estructura llamada procesos ciliares, y se elimina por la malla trabecular. Esta malla se encuentra situada en una zona que forma un ángulo entre el iris y la córnea.

El glaucoma puede ser de ángulo abierto o cerrado, y también puede ser primario o secundario a otras patologías oftalmológicas. El glaucoma primario de ángulo abierto es el tipo más frecuente de glaucoma, estimándose una incidencia según la Organización Mundial de la Salud de más de 2 millones de casos nuevos cada año.

Tener un familiar con glaucoma aumenta el riesgo de padecerlo. Se han identificado varios genes relacionados con el glaucoma, como por ejemplo los genes TIGR, GLC1A, GLC1B, GLC1C, etc.

El glaucoma suele aparecer en la edad adulta (a partir de los 40 añosde edad), aunque exixten casos de glaucomas congénitos, infantiles y juveniles.

 

Diagnóstico:

El glaucoma se manifiesta clínicamente como una pérdida lenta, progresiva e irreversible del campo visual que no es percibida por el pacientes hasta que no llega a estadios avanzados, en los que la visión periférica está ya muy reducida.

Una revisión oftalmológica básica permite diagnosticar esta patología en la mayor parte de los casos. A parte de la exploración oftalmológica, existen diferentes pruebas complementarias que nos ayudan al diagnóstico y al seguimiento de esta enfermedad. Algunas de ellas son:

– Retinografía: es una fotografía del fondo de ojo que nos permite documentar el aspecto del nervio óptico y detectar posibles cambios a lo largo del tiempo.

– Paquimetría: permite medir el grosor de la córnea y estimar correctamente la presión intraocular. Además, tener una córnea fina se ha establecido como factor de riesgo independiente para el glaucoma.

– Perimetría automatizada: analiza el campo de visión de cada ojo para detectar defectos i monitorizar su progresión en el tiempo.

– Tomografía de coheréncia óptica (OCT): utiliza la luz para obtener imágenes seccionales de diversas estructuras del ojo. En el glaucoma se produce una pérdida de fibras nerviosas peripapilares y el OCT nos permite detectar esta alteración. Últimamente el análisis por OCT de las células ganglionares de la mácula se ha demostrado de utilidad en el diagnóstico del glaucoma.

Oct Normal

 

Oct Glaucoma

 

Tratamiento:

El tratamiento del glaucoma está orientado a disminuir la tensión intraocular, a mejorar el flujo ocular y a reducir el estrés oxidativo. Para hacerlo, diponemos de varias herramientas:

– Colirios: existen varios tipos de fármacos que pretenden disminuir la presión intraocular, ya sea reduciendo la producción de humor acuoso o aumentando su drenaje. Las diferentes familias de fármacos usados son las prostaglandinas, los alfa-agonistas, los beta-bloqueantes y los inhibidores de la anhidrasa carbónica.

– Procedimientos láser: la iridotomia y la iridoplástia se realizan para evitar o revertir un bloqueo del humor acuoso cuando el ángulo trabecular es estrecho. La trabeculoplástia consigue reducir la presión intraocular en algunos casos de pacientes con glaucoma de ángulo abierto.

– Cirugía: los procedimientos quirúrgicos están destinados a reducir la presión intraocular en los casos refractarios o si aparece una intolerancia al tratamiento médico. Estas técnicas tienen como objetivo principal crear un drenaje del humor acuoso desde el espacio intraocular hacia el espacio subconjuntival. Las técnicas quirúrgicas más utilizadas son la trabeculectomía, la esclerectomía profunda no perforante y el implante de dispositivos valvulados. La ciclofotodestrucción del cuerpo ciliar con laser diodo se plantea como una alternativa en casos complejos y avanzados.

– Neuroprotección: existen diferentes productos de acción antioxidante que pueden tener un efecto beneficioso sobre el nervio óptico reduciendo el estrés oxidativo. Algunos ejemplos son el gingko biloba, las antocianinas (arándano) y el epinerve (té).

 

Conclusiones:

Los pacientes afectos de glaucoma no perciben la pérdida de campo visual hasta estadios muy avanzados.

Dado que el glaucoma es una enfermedad altamente prevalente e irreversible, es de vital importancia un diagnóstico precoz

Con un diagnóstico precoz adecuado podremos evitar una pérdida importante de la visión que, en el peor de los casos, puede derivar en ceguera.

Se recomienda realizar revisiones periódicas a todos los individuos a partir de los 40 años, y antes si existen antecedentes de glaucoma en la familia.