Dra. Marta Calsina

Especialista en Cirugia Oculoplástica por la universidad Columbia University en el Columbian Presbytherian Hospital New York

Cuando envejecemos, la piel se adelgaza, pierde tono, firmeza y se pierde volumen en los tejidos. A menudo, los párpados son el área en la que primero se evidencia este cambio. La pérdida de elasticidad en la piel dará lugar a exceso de piel en el párpado superior y ojeras en el párpado inferior.

Es necesario destacar que los párpados superiores son la continuidad de la ceja y los párpados inferiores son la continuidad de la mejilla. Por tanto,” lifting “de ceja o mejilla serán necesarios para obtener los mejores resultados posibles cuando se mejoren los párpados.

Existen diversos procedimientos, quirúrgicos y no quirúrgicos, destinados a tratar y mejorar el aspecto facial.

blefaroplastia

Procedimientos no quirúrgicos:

Vitaminas inyectables, permiten hidratar y rejuvenecer el rostro.

Toxina botulínica, medicamento que reduce la contracción de la musculatura facial disminuyendo de esta manera la presencia de arrugas dinámicas faciales, como son el entrecejo, las patas de gallo y las arrugas de la frente entre otras.

Rellenos inyectables, permiten restaurar el volumen que se ha ido perdiendo a nivel facial por el paso del tiempo. Disimula la esqueletonización facial y reduce las arrugas y surcos.

“Peeling” químico, permite combatir los efectos nocivos del daño solar y el proceso de envejecimiento en la piel.

Estos tratamientos tienen la ventaja de que se realizan sin tener que pasar por el quirófano. También son utilizados como tratamientos complementarios a la cirugía.

Procedimientos quirúrgicos:

Blefaroplastia superior : se realiza una exéresis de piel y grasa a través de una incisión camuflada en el surco natural del párpado. Si el párpado está caído, el músculo que eleva el párpado se puede reforzar. Las incisiones se cierran con suturas finas.

Blefaroplastia inferior con o sin “mid face lift” : se puede realizar una exéresis o reposición de la grasa de los párpados inferiores a través de una incisión oculta en la parte interna de los párpados inferiores. “Peeling” químico se suele asociar para dar tono a la piel de estos párpados inferiores. Si existe exceso de piel, se realiza pequeña incisión anterior.